Es hora de innovar en tu empresa o te condenas al fracaso.

El siglo XXI ha llegado con la 4º revolución industrial, más conocidas como la era digital. Una época que viene marcada por características de rápida evolución y la forma de un crecimiento eficaz, planteando nuevos escenarios, como se han visto en los últimos años, en el cual las empresas se ha visto en la obligación de crear nuevos puestos de trabajo. Todo bajo un mismo concepto: la transformación digital, la cual ha pasado a ser un componente central de las empresas.

En este fenómeno tecnológico surgen nuevos enfoques, retos y tendencias los cuales obligan a las empresas a entrar en esta dinámica que les obliga a realizar cambios en su modelo de gestión, de lo contrario estarán expuestos a enfrentar situaciones muy complejas.

El año 2017, será un año marcado por grandes tendencias que involucran de manera directa las empresas, enfrentando una dinámica centrada en las tecnologías. En este artículo hemos querido enunciar algunas tendencias que estarán presentes en lo referente a la innovación de la empresas en el presente año.

Autocontrol: Seguramente será un gran valuarte, y una de las mejores maneras de mantenerse competitivos en un mercado en constante evolución como lo es el actual. El concepto que primará será: “Falla rápido, para tener éxito más rápido”. Como todo en la vida, algunos proyectos culminaron con éxito su camino, otros lo lograran con más esfuerzo, y algunos no llegarán a feliz término. Cuanto más rápido consigan las empresas llegar desde la idea hasta la ejecución más posibilidades y oportunidades de éxito. En definitiva, las empresas ya no pueden permitirse el lujo de perder tiempo.

Trabajar en la nube: Crear grupos de trabajo sin necesidad de compartir el mismo espacio físico ya es una realidad, Comunicarse por Slack, editar documentos conjuntamente en Drive, compartir archivos por Mega o tener una videollamada por Skype, se ha convertido ya en una cotidianidad a nivel de empresa. Ante esta pluralidad de opciones y versatilidad para comunicarnos y realizar con éxito nuestro trabajo, es lógico ver como la tendencia al teletrabajo y la flexibilidad horaria y geográfica cada vez tendrán más peso. Las empresas se conectarán (y retendrán) a los mejores talentos en cualquier parte del mundo.

Máquinas inteligentes vs inteligencia artificial: las máquinas no han llegado para desplazarnos de los puestos de trabajo. Actualmente existe una relación con la tecnología que día a día sigue evolucionando y cada vez somos más conscientes de cómo las máquinas pronto serán capaces de aprender y adaptarse a sus entornos. Considerada como el reino de la ciencia ficción, a medida que la tecnología mejora, vemos como ya se ha convertido en una realidad. Tanto es así, que ya podemos ver (con éxito) ejemplos de colaboración entre profesionales y máquinas inteligentes resolviendo, o al menos progresando, en problemas complejos, por ejemplo; en fabricación: la revolución de la impresión 3D, en transporte: los vehículos autónomos, el uso de drones en incluso en medicina, donde nos encontramos con un implante que, con la ayuda de un algoritmo informático, ayuda a los cerebros dañados a codificar los recuerdos.

La adaptación a los nuevos tiempos. Las empresas tienen éxito cuando se adaptan a los cambios de la industria y del mercado e incorporan las nuevas tecnologías a su cultura empresarial. Adaptarse, bien y rápido, será más vital que nunca para conseguir el éxito y no quedar en la denominada “obsolescencia programada”. Aquí el poder de la transformación digital y su capacidad de penetración en las empresas será fundamental.

En definitiva, no hay duda de que la transformación digital ya no es una opción, siendo necesario que las empresas puedan cambiar tanto su tecnología como su cultura con la misma rapidez que evoluciona el negocio para seguir prosperando en el futuro, donde el cambio es la única constante

Leave a Comment