El estrés laboral una enfermedad que afecta cada día a más personas.

Una de las enfermedades que tiene una mayor notoriedad en el Siglo XXI, es el estrés laboral. Un enfermedad que no solo afectan al trabajador también afecta a la empresa. Dentro de las consecuencias para el trabajador, debemos distinguir entre aquellas que se manifiestas a nivel físico y las que lo hacen a nivel psíquico. Algunas de estas consecuencias pueden manifestarse a corto, medio o largo plazo dependiendo de la resistencia al estrés de cada individuo, de la intensidad de los estímulos o situaciones estresantes en el lugar de trabajo, así como de la prolongación en el tiempo de dicha situación sin tomar las medidas adecuadas (vea tipos de estrés laboral).

Por otra parte, es importante señalar que el estrés laboral rompe el delicado equilibrio cuerpo-mente de nuestro organismo, por lo que una consecuencia psíquica puede provocar una alteración física y viceversa, de este modo, no es extraño por ejemplo, que un trabajador que comienza a manifestar signos de ansiedad en sus primeras etapas (nivel psíquico) acabe desarrollando más tarde problemas cardiovasculares e incluso enfermedades coronarias.

Tipos de estrés

Todas las personas estamos sometidas a un nivel mínimo de estrés que, en situaciones concretas, puede aumentar y, dependiendo de la capacidad de reacción que tenga nuestro organismo, puede producir:

  • Un efecto positivo (eustrés o estrés positivo)
  • O un efecto negativo (distrés o estrés negativo)

Es aquí donde empezamos a introducir la visión adversa que el estrés genera en la sociedad, pues un grado de estrés moderado, que remita cuando el estímulo cesa, puede ayudar al organismo a lograr sus objetivos, pero, en caso de que el nivel de estrés no decrezca y se mantenga en cotas altas durante un período de tiempo prolongado, comienzan a aparecer síntomas negativos.

Ejemplo de las consecuencias del estrés laboral

En este post queremos enseñarles una relación de algunas de las consecuencias del estrés laboral tanto para el trabajador como para la empresa.

Consecuencias del estrés laboral para el trabajador:

Consecuencias psíquicas:

  • Deterioro congnitivo.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Ansiedad y/o depresión.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Dificultad para conciliar el sueño (insomnio).
  • Trastornos sexuales.
  • Trastornos de tipo afectivo.
  • Desórdenes mentales como esquizofrenia o trastornos obsesivo-compulsivos.

Además, entre los individuos que sufren estrés laboral, aumenta considerablemente el riesgo de conductas perjudiciales para la salud como el tabaquismo, el alcoholismo o el consumo de drogas. Cuando dicha conducta existía de modo previo a la situación estresante, la consecuencia suele ser un incremento del consumo. También parece haber un aumento significativo de desórdenes alimenticios como la obesidad, la anorexia o la bulimia.

Otra de las consecuencias del estrés laboral para el trabajador es el progresivo deterioro de sus relaciones personales, tanto familiares como de amistades o pareja.

Consecuencias físicas:

Entre las consecuencias físicas del estrés laboral en el trabajador, que suelen manifestarse en el medio y largo plazo, encontramos las siguientes patologías:

  • Alteraciones cardiovasculares:
  • Hipertensión.
  • Enfermedades coronarias.
  • Arritmias.
  • Alteraciones dermatológicas:
  • Caída del cabello (alopecia).
  • Dermatitis.
  • Urticaria.

Alteraciones sexuales:

  • Disfunción eréctil (vulgarmente conocida como impotencia).
  • Eyaculación precoz.
  • Disminución o aumento del apetito sexual.
  • Vaginismo.

Alteraciones musculoesqueléticas:

  • Contracturas musculares.
  • Incremento del riesgo de lesiones músculo-tendinosas.
  • Dolores crónicos.
  • Empeoramiento de determinadas patologías como la artritis.
  • Mayor tendencia a sufrir calambres.
  • Tics nerviosos.

Alteraciones digestivas:

  • Diarrea.
  • Estreñimiento.
  • Úlceras pépticas.

Alteraciones del sistema inmune:

  • Disminución de la resistencia del organismo frente a agentes patógenos y por tanto mayor propensión a enfermedades infecciosas.

Alteraciones del sistema endocrino:

  • Hipertiroidismo.
  • Hipotiroidismo.

Otra de las consecuencias que frecuentemente presentan los trabajadores sometidos a estrés laboral es la aparición de dolores de cabeza o cefaleas, cuya intensidad hace que en ocasiones el empleado se vea incapacitado temporalmente para realizar cualquier actividad.