La importancia del Yoga, para el bienestar de las empresas

Son muchas las empresas en el mundo que  han optado por actividades como: la meditación y la concentrada dirigidas a agudizar el enfoque y a reducir el estrés, en un intento por mejorar el bienestar de su fuerza laboral.

Las empresas se están volcando por potenciar la salud y la relajación en el trabajo,  puesto que se ha comprobado que el Yoga ayuda a la calidad de vida, y la productividad de los empleados, Proporcionando de inmediato una reducción en el estrés, una mejor sensación de salud,  bienestar, aumento de la productividad y a su vez reduciendo el ausentismo.

Los programas de Business Yoga ofrecen capacitación personalizada para el entorno laboral con ejercicios y técnicas que son fáciles y accesibles para cualquier persona, con ejercicios que ayudan a los empleados a tomar conciencia de sí mismos y a su vez de su propio desempeño, aprendiendo a responsabilizarse de su salud,  bienestar, y de su potencial. Es por ello que han dispuesto programas diseñados para sus empleados y que son tan variados como las filosofías individuales de cada empresa, pero que van dirigidos a un tema en concreto: La disminución del estrés en su personal.

Muchas son las investigaciones que concluyen que la práctica del yoga y la meditación puede reducir el estrés en los trabajadores que están en los escritorios durante horas.  Y que a su vez este interfiere en el sueño, que limita el juicio del trabajador y lo predispone a cometer errores costosos, por falta de concentración que le limitan a desarrollar ideas creativas que pudiesen ser ideas muy rentables para la empresa. “Se trata de entrenar mentes para estar más enfocadas, para ver con mayor claridad, para tener espacio para la creatividad y para sentir conectividad”.

Las empresas tienen claro que limitar el estrés en su personal, se traduce en menos ausencias de los empleados a sus puestos de trabajo. Pues es este daña la salud del personal, lo que aumenta las visitas al médico y con ello las facturas  a cargo de los empleadores.  Y por el contrario su disminución trae con sigo: una moral más alta, motivando a los trabajadores a su vez a quedarse.

La práctica de esta disciplina trae consigo muchos beneficios para el organismo como la tonificación de los músculos, disminución en el nivel de cortisol (la hormona del estrés), reducción de la presión arterial, disminución de problemas digestivos y respiratorios, mejora de la circulación entre otros más beneficios para la salud.

El estrés no respeta los límites, sigue a los trabajadores cuando van a casa después de un día de trabajo, conllevando así a un estrés familiar que luego regresa a los puestos de trabajo en un ciclo de retroalimentación y de tensión. Un estrés sin control puede llenar una oficina con gente agotada consumida por manejar el temor, la ira y la ansiedad.




Una fuerza de trabajo saludable es una fuerza de trabajo productiva 

La práctica de las actividades por lo general se desarrollan  en horas laborales y subsidiadas por sus empleadores, que han llegado a la conclusión que las clases de meditación, junto con el yoga y ejercicio en espacios de trabajo con luz natural, contribuyen a una vida más feliz y saludables. Esta  experiencia conlleva a trabajadores más saludables  que a su vez hacen un negocio más fuerte.

Con exactitud no se sabe realmente cuántas compañías han adoptado por estas prácticas, pero el número claramente está en aumento., la expansión de la meditación y el yoga en el mundo de los negocios, es una tendencia en aumento. Y ya son muchas las personas que están más comprometidas con los cuerpos flexibles y las mentes más tranquilas, los frutos del yoga, la meditación, el ejercicio cardiovascular han hecho que se este extendiendo cada día más con resultados positivos para los negocios.

“Empleados sanos, empleados comprometidos.

Si bien muchas compañías ofrecen a sus empleados centros de acondicionamiento físico y alicientes para que lleven sus bicicletas al trabajo, con recompensas que van desde camisetas hasta bonos en efectivo, lo que llama la atención es la medida en que estas actividades han revertido la dinámica habitual.

Algunos expertos defienden que la planificación de la vida en un entorno de ejercicio, conlleva a personas más centradas y concentrados en sus actividades. Los que montan en bici para ir al trabajo no solo la mantiene en forma, sino que también impone un deber de ser más organizada y, al mismo tiempo, le ayuda a evitar posponer las cosas.

si las personas se encuentran en sinfonía con la naturaleza y sus inclinaciones, la comunidad se beneficiaría”, y si llegas a un lugar realmente claro y tranquilo en tu mente, podrás pensar con eficacia “.