La tecnología dinamiza el consumo en los restaurantes.

El uso de las nuevas herramientas tecnológicas se han convertido en una gran solución de bajo coste que sacrifica la diferenciación del negocio a cambio de funcionalidad y, en algunas ocasiones, grandes públicos.

En este entorno del mercado digital existen empresas especializadas en movilidad que ofrecen soluciones de reparto a domicilio de comida desde el restaurante donde esta se cocina y envuelve hasta el punto de destino especificado por el cliente. Uber Eats, Deliveroo, DoorDash, Just Eat y similares entran dentro de este grupo. Al igual ocurre con las páginas que gestionan reservas como TheFork, OpenTable Reserve; los desarrolladores de chatbots para Facebook Messenger como puedan ser Feebi o Chatbook; los programas informáticos para los terminales punto de venta de Lavu, Revel y Clover; y un largo.

Actualmente lo restaurantes se encuentran en una nueva ola tecnológica que aboga por mejorar la experiencia del usuario mediante herramientas con reconocimiento de voz y capacidad para comprender y entablar una conversación, por disponer de métodos de reserva propios desde la web o aplicación de la marca sin tener que recurrir a terceros ni soportar sobrecostes, trazabilidad de los pedidos online para llevar…Según la empresa de análisis de mercado italiana Nife is Life, los restaurantes tendrán que enfrentar todos estos desafíos con tecnología diseñada especialmente para ellos en los años venideros, hasta que la latencia esperada en el mercado del desarrollo software ceda el paso a una nueva tanda de aplicaciones.

Esta opinión nace del hecho de que los consumidores esperan que toda una serie de innovaciones tecnológicas se implementen en el sector de la restauración organizada en un corto plazo de tiempo. En concreto estas son algunas de las percepciones del público:

  • Un 40% de los encuestados considera que habrá un incremento sustancial en el número de restaurantes que ofrecen la posibilidad de reservar a través de su web o app móvil.
  • Un tercio de los participantes opina que la trazabilidad de los pedidos online estará a la orden del día.
  • Un 33% demandan un seguimiento por GPS activo en el momento del tránsito del pedido.
  • Un 29% de las personas a las que se preguntó indican que habrá aún más posibilidades de reparto y take away, así como soluciones innovadoras que no entren plenamente dentro de la definición de estos dos servicios.
  • Un 22% de las respuestas en el sondeo apuntan a que habrá más aplicaciones automatizadas por voz y, en especial, mayor facilidad para realizar pedidos a través de Siri, Alexa, Google Home y asistentes virtuales por voz similares.
  • Un 17% de los encuestados consideran que habrá avances en los kits de cocinado.
  • Un 16% opina en la próxima necesidad del reparto por drones
  • Un 15% por ciento considera importante el uso de vehículos autónomos para entregar comida

Por otro lado, las necesidades y requerimientos propios de los restaurantes quedan mucho mejor atendidos cuando se prescinde de plantillas configurables que se adaptan a las necesidades de cada uno. Reforzar la imagen de marca, diferenciar el negocio y ofrecer servicios concretos para el nicho de mercado en el que trabaja el restaurante solo es posible cuando la tecnología se desarrolla con un objetivo claro en mente. Y este hecho no hace sino cobrar más importancia cuando la tecnología está aún en una etapa pionera, caso de la trazabilidad para restaurantes y las conversaciones por voz automatizadas. De ahí que la inversión tenga sentido para la restauración organizada, capaz de recuperar en poco tiempo los montos destinados a innovación en tecnología para restaurantes.

Fuente. Diegocoquillat.com