La gastronomía como estrategia de promoción turística.

La gastronomía marca tendencia dentro de las estrategias de promoción de las empresas y destinos turísticos para seducir y fidelizar el mercado objetivo. Varias corrientes de fondo mueven todo este fenómeno: la comida como placer en la sociedad actual, el hedonismo, la mesa como punto de encuentro social, la posibilidad de atraer clientes de mayor gasto medio, la diferenciación…etc.

Se calcula que 7,4 millones de turistas extranjeros viajan cada año a España atraídos principalmente por la riqueza culinaria, según las encuestas del IET que miden los hábitos de los visitantes extranjeros.

De hecho, la cocina española es la segunda en las preferencias de los europeos, por detrás de la italiana, según la encuesta anual sobre viajes y gastronomía realizada por la web de viajes TripAdvisor entre usuarios del continente.

De hecho, la gastronomía ocupa cada día un lugar más destacado en las estrategias de promoción de las diferentes administraciones.

Por ejemplo, el próximo día 16 de junio tendrá lugar en más de 20 países el Día Mundial de la Tapa, impulsado por Turespaña y Saborea España.

“La tapa o pincho se ha comido toda la vida. Pero lo importante de la tapa no es lo que comes sino dónde y cómo lo comes, el estilo de consumo.

Por otra parte, desde 2012 se organiza la Capitalidad Española de la Gastronomía, una distinción que este año tiene Toledo y que antes tuvieron Logroño, Burgos, Vitoria-Gasteiz y Cáceres y que les ha aportado suculentos incrementos de visitantes.

También algunas comunidades autónomas han convertido la cocina en su principal carta de presentación. Un buen ejemplo es el País Vasco.

Madrid se ha convertido también en un referente gracias a su intenso trabajo en la organización de eventos como la cumbre internacional Madrid Fusión o el Gastrofestival Madrid.

También la Agencia Catalana de Turismo, con el fin de impulsar los ingresos por turismo extranjero, ha planificado 2016 como “Año de la Gastronomía y el Enoturismo”, con un presupuesto de dos millones de euros en acciones de promoción.

Estrategias de promoción para hoteles y destinos.

Según estudios previos numerosos hoteles se han visto obligados a “evolucionar de espacios dedicados casi exclusivamente a un servicio de alojamiento y una oferta poco sofisticada de alojamiento y desayuno, media pensión o todo incluido, a tener que ofrecer experiencias gastronómicas de calidad a sus clientes”.

Sin embargo, pese al auge de la gastronomía española, los agentes de viajes especializados en turismo gastronómico y enoturismo tienen claras las fortalezas y debilidades de este nicho de la actividad turística.

La promoción es la principal debilidad de este segmento. Todo el mundo habla de Francia e Italia primero”.

Y desde el punto de vista de la captación de turistas extranjeros, “la gastronomía es un  componente clave de las vacaciones”,  donde el uso de la comida ha pasado a ser un “atractivo primario” por parte de los turoperadores internacionales que venden vacaciones a España.

Este fenómeno se marca con gran tendencia para el verano del 2016, donde destinos ocultos están viendo la luz gracias a sus fogones.

Leave a Comment