Un grabe error higiénico que cometen muchos bares y restaurantes

Un grabe error higiénico que cometen muchos bares y restaurantes

Un experto en alimentación ha señalado que esta práctica «es un atentado contra la seguridad alimentaria»

«No seáis tan marranos«. Con esta frase el tecnólogo alimentario y divulgador científico Mario Sánchez Rosagro ha señalado en redes sociales un fallo higiénico que asegura que a día de hoy se sigue viendo en muchos bares y restaurantes. Al igual que hay alimentos que se deben lavar antes de consumir, también es crucial la limpieza de los utensilios donde se colocan. El experto ha alertado de que se trata de »uno de los errores de seguridad alimentaria más graves« que se cometen en estos establecimientos.

«Mucho cuidado con las paneras, con las cestas de mimbre de los bares y restaurantes donde se pone el pan. Es un foco de microorganismos increíble», ha advertido. Mario ha contado en su cuenta de Twitter que el otro día se puso «muy nervioso» cuando vio cómo le servían el pan en una cesta de mimbre sin ningún tipo de servilleta debajo que impidiese el contacto directo del alimento con el recipiente. «Colocar el pan directamente en estas cestas de mimbre es un auténtico riesgo y un atentado contra la seguridad alimentaria», ha explicado en el vídeo que ha compartido. Indica que es una práctica por parte de los camareros que «no tiene ningún sentido» y que «es de ser muy marrano».

Por qué es antihigiénico

Pero, ¿por qué los bares y restaurantes no deben servir así el pan? Mario ha indicado que se pone en riesgo la seguridad alimentaria porque «es un utensilio que va pasando de mano en mano, de mesa en mesa y que va tocando muchísima gente». Además, asegura que «es un nido propicio, ideal para el crecimiento de microorganismos patógenos». En este recipiente «se quedan migas, restos, suciedad, marranería absoluta» que luego es muy difícil de quitar. Aunque la limpieza siempre es la solución para

este tipo de problemas, el mimbre es un material complicado de limpiar que no se lava fácilmente como el plástico ni se le puede echar cualquier producto desinfectante.

Aun así, se trata de un error fácil de subsanar: «De verdad que no cuesta trabajo poner una servilleta, algo que proteja al pan del contacto directo con ese mimbre que luego no se limpia bien». «No seáis marranos y aplicad bien las medidas de higiene y seguridad alimentaria», ha exigido el experto en alimentación.

Fuente. la verdad.es

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad