Karlos Arguiñano nos presenta su receta de gazpacho de albaricoque

Karlos Arguiñano nos presenta su receta de gazpacho de albaricoque

Una receta refrescante, deliciosa, nutritiva y muy original.

Con las altas temperaturas implementadas en nuestro país, no nos queda otra que mitigarlas con chapuzones en el agua y alguna que otra receta fresquita. En esta ocasión os traemos una innovadora versión del clásico gazpacho de la mano de Karlos Arguiñano; un plato fresco, ligero, agradable y económico, ideal para comer cuando el calor se convierte en el protagonista.

Lo cierto es que la sopa del verano por excelencia es el gazpacho o salmorejo, pero hay opciones más allá, como la de esta versión de gazpacho de albaricoque, que no solo refrescará tu comida, también le dará un toque de distinción a tu almuerzo o cena. Y todo ello empleando ingredientes asequibles y con unos sencillos pasos que te explicamos a continuación.

Receta de gazpacho de albaricoque de Karlos Arguiñano

Ingredientes

(Para 4 personas)

  • 600 g de albaricoques
  • 600 g de tomate pera
  • 2 cebolletas pequeñas
  • 1 diente de ajo
  • 1 pepino
  • 1/4 de pimiento rojo
  • 50 g de miga de pan
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre
  • sal
  • perejil

Preparación:

  1. Lava los albaricoques (reserva 1 para la guarnición) y retírales los huesos. Pon los albaricoques en un vaso americano.
  2. Calienta agua en una cazuela hasta que hierva. Lava los tomates y con un cuchillo márcales una cruz por la parte inferior. Introdúcelos en la cazuela y escáldalos brevemente (1 minuto). Retíralos a un bol con agua fría, refresca y pélalos. Trocéalos con un cuchillo y añádelos al vaso americano.
  3. Pica una cebolleta y agrégala. Pela el diente de ajo, trocea e incorpóralo. Pela el pepino, pica la mitad (reserva el otro medio para la guarnición) y añádelo. Corta una tira de pimiento rojo, pela, trocéalo y agrégalo al vaso. Reserva el resto para la guarnición.
  4. Trocea la miga de pan e incorpórala. Sazona y adereza con aceite (3 cucharadas) y vinagre (1 cucharada). Vierte un poco de agua fría (150 ml) y tritura bien. Suelta el vaso de la batidora e introdúcelo en el frigorífico hasta que el gazpacho esté bien frío.
  5. Para la guarnición, pica la otra cebolleta finamente y ponla en una fuente. Pica con un cuchillo el albaricoque (reservado anteriormente) en daditos y colócalo al lado de la cebolleta. Pica el pepino de la misma manera y ponlo al lado del albaricoque. Pela el resto del pimiento, córtalo en daditos y colócalo en la fuente.
  6. Reparte el gazpacho en 4 platos hondos y acompáñalos con la guarnición. Decóralos con unas hojas de perejil.

Consejos a tener en cuenta:

  • A la hora de hacer un gazpacho es muy importante que el tomate esté bien maduro y que tenga buen sabor.
  • Es recomendable no añadir hielos al gazpacho, ya que podría quedar aguado.
  • Para conservarlo, lo tapamos bien con papel film para que no se oxide ni absorba los sabores de otros alimentos.
  • Gazpachos hay muchos (al igual que cocineros) pero queremos compartimos contigo el gazpacho andaluz tradicional y gazpacho de tomate pera y pepino para que refresques tus veranos.

Fuente. Miarevista.es

Magazin Digital

Magazin Digital

Popup Plugin
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad