Consejos para una vida saludable.

Un requisito importante para ser un emprendedor o empresario exitoso es llevar una vida saludable, ya que solo así se puede  tener la suficiente energía y vitalidad  para realizar todas las actividades que implican crear y sacar adelante una empresa.

Una buena alimentación influye de manera notable en los objetivos planteados por un directivo, los cuales se reflejan en los logros empresariales. De tal manera que hemos querido traer  algunos consejos que estamos seguros os  serán de gran utilidad para el buen desarrollo diario.

Consumir alimentos saludables.

Mientras mayor sea el porcentaje de alimentos saludables que incluyamos en nuestra dieta, mejor y con mayor energía nos sentiremos. Debemos darle siempre preferencia a los alimentos ligeros y saludables tales como las verduras, las frutas y los cereales, y evitar en lo posible los alimentos pesados y perjudiciales para la salud, tales como las carnes rojas, las frituras y los dulces.

Comer despacio

Si comemos despacio y masticamos bien los alimentos. Nuestro cuerpo realizará una buena digestión y, por tanto, absorberá mejor los nutrientes de los alimentos.

nuestro cuerpo gastará energía extra en realizar la digestión y, como consecuencia de ello, nos sentiremos cansados.

No comer mucho en las noches

En las noches nuestro cuerpo tiene la función de limpiar el organismo de toxinas y otras impurezas, por lo que si comemos mucho lo haremos trabajar de más y, como consecuencia de ello, dificultaremos nuestro sueño y nos despertaremos cansados. Debemos evitar comer mucho en las noches, sobre todo comidas pesadas o muy elaboradas, y comer por lo menos dos horas antes de dormir.

Tomar abundante agua

Tomar abundante agua nos ayuda a tener una buena digestión, nos ayuda a limpiar nuestro organismo, y nos mantiene hidratados, evitando así la deshidratación cuyo principal síntoma es el cansancio. Debemos darle siempre preferencia al agua cuando tengamos sed, y tomar abundante agua durante todo el día, aunque evitar tomarla durante las comidas pues podríamos dificultar la digestión.

Evitar el consumo de alcohol

Consumir alcohol nos causa fatiga, afecta nuestro sistema nervioso, y no solo es perjudicial para nuestra salud, puede ocasionarnos enfermedades hepáticas y cardiovasculares, sino que también es una de las principales causas de accidentes automovilísticos. Debemos evitar el consumo de alcohol, o al menos limitar su consumo, por ejemplo, a cuando tengamos algún compromiso social, aunque igual siempre con moderación.

No fumar

Fumar nos causa fatiga, afecta nuestro sistema nervioso, y no solo es perjudicial para nuestra salud, pudiendo ocasionarnos enfermedades respiratorias y cardiovasculares, sino que también es perjudicial para la salud de las personas que nos rodean. En caso de fumar, el simple acto de dejar de hacerlo podría hacer más por nuestra salud que cualquier otra medida que pudiéramos tomar.

Dormir bien.

Dormir bien es necesario para que nuestro cuerpo limpie bien nuestro organismo, recupere energías, y libere tensiones. Debemos procurar dormir bien, aunque no en demasía pues ello también podría ser perjudicial para nuestra salud. Lo recomendable es dormir entre 7 a 8 horas cada noche, aunque en algunas personas su cuerpo podría requerir menos o más horas.




Hacer ejercicios con regularidad

Hacer ejercicios de manera regular nos permite tener un buen estado físico y mental, nos ayuda a limpiar nuestro organismo, nos ayuda a liberar tensiones, y nos proporciona la sensación de bienestar. Debemos procurar practicar algún deporte, ir al gimnasio, salir a correr, montar bicicleta o, al menos, caminar todo los días lo más que podamos.

Respirar profundo

Respirar profundo nos ayuda a incrementar la afluencia de oxigeno al cerebro y, por tanto, a relajarnos y a tener mayor claridad mental. Debemos respirar profundo por la nariz siempre que nos encontremos en una situación tensa o estresante, aunque para que siempre podamos reaccionar bien ante estas situaciones, debemos adquirir la costumbre de respirar profundo en todo momento.

Practicar la meditación

Practicar la meditación nos ayuda a estar más tranquilos, a reaccionar mejor ante situaciones tensas o estresantes, a sentirnos con mayor energía y vitalidad, y a ser más creativos. Debemos adquirir la costumbre de practicar la meditación con regularidad, aunque si se nos hace difícil lograr ello, al menos procurar tener momentos de tranquilidad en donde tratemos de reducir al máximo nuestros pensamientos.

Evitar emociones negativas

La mejor forma de estar fuertes energéticamente hablando, no es haciendo cosas que nos hagan aumentar nuestra energía, sino evitando hacer cosas que nos la agoten, siendo la principal de éstas el tener emociones negativas. Debemos evitar tener emociones negativas tales como miedo, preocupación y ansiedad, y por el contrario procurar tener emociones positivas tales como alegría, optimismo y confianza.

Equilibrar trabajo con descanso

El trabajo en exceso nos agota, nos causa estrés y bloquea nuestra creatividad. Debemos aprender a equilibrar trabajo con descanso, por ejemplo, tomándonos con frecuencia breves descansos entre nuestras actividades diarias, o tomándonos siempre que consideremos necesario uno o varios días libres de preocupaciones, que nos ayuden a aliviar tensiones, despejar nuestra mente, y regresar renovados al trabajo. (Leer nota completa)

 

Leave a Comment