Cómo la IA generativa cambiará el campo de la educación

Cómo la IA generativa cambiará el campo de la educación

Ningún trabajo es más importante que educar mentes jóvenes, y ninguna IA jamás reemplazará a un gran maestro. Sin embargo, los educadores ya están utilizando la IA generativa para ayudar con tareas creativas o automatizar aspectos rutinarios de su trabajo. Esto libera más tiempo para las tareas realmente importantes, como pasar tiempo con los estudiantes.

Ahora que la IA generativa está preparada para transformar todas las profesiones, comprender el impacto que tendrá en nuestra vida laboral diaria, las oportunidades que crea para la innovación y la mejora y, por supuesto, los riesgos potenciales, es fundamental para todos.

Entonces, pensé que sería una buena idea elaborar una serie de guías rápidas sobre cómo probablemente cambiarán los diferentes trabajos y profesiones, comenzando por la enseñanza.

Aquí, resumiré algunas de las formas en que la IA generativa ya se está utilizando para aumentar las habilidades humanas irremplazables necesarias en la educación. También echaremos un vistazo al futuro para pensar cómo evolucionará el papel fundamental del docente gracias al impacto de esta tecnología.

Aumentar las habilidades de enseñanza

A finales de 2023, el gobierno del Reino Unido examinó cómo se está utilizando la IA generativa en la educación mediante una convocatoria de pruebas.

Después de hablar con los profesores, descubrieron que la mayoría informó que ya estaban usando herramientas de IA generativa en sus trabajos o habían experimentado con ellas. Quienes los utilizaron dijeron que los beneficios incluían ahorrar tiempo, mejorar la calidad de su enseñanza y mejorar el compromiso con los estudiantes.

Los usos más populares incluyen:

  • Planificación de cursos y lecciones: los profesores utilizan herramientas de lenguaje natural como ChatGPT para crear planes de lecciones, sugiriendo temas y actividades de aprendizaje basadas en el plan de estudios requerido.
  • Investigación: ayudar a los propios profesores a comprender mejor las materias que planean enseñar.
  • Creación de contenido: generar rápidamente material de lectura, imágenes, juegos, cuestionarios o listas de verificación que cubran los temas que se estudian.
  • Aprendizaje de idiomas y traducción: permitir a los profesores comunicarse más eficazmente con clases multilingües.

Sin embargo, la IA generativa no está exenta de riesgos. Las respuestas inexactas, el contenido inapropiado y los prejuicios claramente pueden causar grandes problemas cuando ocurren en un entorno educativo. Si bien creo que se debe alentar a los docentes y educadores a experimentar con la tecnología, estos son riesgos que deben tenerse en cuenta.

Aprendizaje personalizado

Este es uno de los casos de uso potenciales más interesantes de la IA generativa en la educación.

Todos los niños (y estudiantes de todas las edades) aprenden de manera diferente y, con la IA generativa, será posible crear lecciones y planes de aprendizaje individualizados. Estos podrían diseñarse a medida para satisfacer las necesidades de estudiantes específicos.

Por ejemplo, a los estudiantes que demuestran que son mejores para asimilar información visualmente se les pueden mostrar más imágenes, cuadros y gráficos, mientras que otros pueden aprender mejor con acertijos, tareas y juegos.

Los proveedores de cursos en línea como Coursera ya utilizan algoritmos de retroalimentación para ajustar el contenido del curso y la velocidad de aprendizaje en función del rendimiento. En un futuro próximo, espero que esto se extienda también al aprendizaje tradicional en el aula.

La IA generativa también puede proporcionar comentarios personalizados con mayor frecuencia y con mayor detalle que un profesor manualmente cuando se trata de una clase numerosa.

La IA puede ser un recurso particularmente valioso para atender a estudiantes con necesidades educativas especiales. Los profesores utilizarán la IA para aumentar su propia capacidad de identificar las fortalezas y debilidades de diferentes métodos de enseñanza y aprendizaje.

También tiene un enorme potencial para ayudar a los “estudiantes permanentes”, es decir, aquellos miembros de la fuerza laboral que constantemente actualizan sus conocimientos y aprenden nuevas habilidades para asumir nuevos desafíos y responsabilidades.

Los alumnos de este grupo pueden tener una variedad de antecedentes y experiencias, por lo que la IA generativa se puede utilizar para identificar las mejores estrategias de enseñanza.

Sin embargo, este es un campo relacionado con la educación donde la privacidad y la seguridad serán particularmente críticas. Algoritmos como los que se describen aquí requerirían datos personales y muy sensibles, y habrá que tener mucho cuidado para mitigar los riesgos de filtración o pérdida de datos.

Automatización del trabajo rutinario

La mayoría de los profesores prefieren pasar más tiempo trabajando en contacto directo con los estudiantes y menos tiempo en tareas como calificar trabajos o redactar comunicaciones de rutina.

¡Buenas noticias! Este es exactamente el tipo de tareas en las que la IA generativa puede ser muy buena. Ya existen varias plataformas en el mercado que ofrecen herramientas generativas especializadas para ayudar a los profesores con estos trabajos, incluidas Teachermatic y Education Copilot de Microsoft .

Estos pueden acelerar tareas repetitivas pero vitales, como escribir cartas y correos electrónicos a los alumnos o sus familias, crear boletines de clase, resumir informes y producir documentos como materiales de evaluación de riesgos y políticas.

Calificar trabajos podría ser un caso de uso más controvertido, sobre todo porque sabemos que la IA generativa a veces puede tener problemas de precisión. Por el momento, esto se encuentra principalmente en una fase experimental, en la que los profesores prueban sus capacidades pero aún no lo utilizan para asignar calificaciones finales.

Otros usos populares que son relevantes en la enseñanza incluyen la transcripción de texto de materiales de aprendizaje basados ​​en videos o la conversión de texto en voz para el aprendizaje basado en audio, la revisión de materiales didácticos y la creación de listas de verificación de cumplimiento para tareas como la salvaguardia o la protección de datos.

El papel cambiante de los docentes

A medida que la IA generativa remodele el mundo de la educación, los docentes descubrirán que su papel evoluciona más allá de ser proveedores de conocimientos y convertirse en facilitadores del aprendizaje.

Quizás el cambio más significativo en el papel de los educadores será un mayor enfoque en el fomento de habilidades como el pensamiento crítico, la creatividad y la inteligencia emocional. Estas habilidades serán primordiales en un futuro en el que nuestro valor se mide cada vez más por nuestra capacidad para realizar tareas que las máquinas no pueden hacer o en las que no son tan competentes. Más allá de la enseñanza académica, los educadores desempeñan un papel fundamental en la salvaguardia del bienestar de sus estudiantes, una responsabilidad que se extiende mucho más allá de los límites de la enseñanza tradicional. Esto implica no solo proteger a los estudiantes de daños físicos, sino también apoyar su salud emocional y mental, garantizando un entorno de aprendizaje seguro e inclusivo que fomente la resiliencia y el respeto. El toque humano brindado por los maestros se convierte en un pilar indispensable de la educación, enfatizando el valor irremplazable de la empatía y la comprensión para formar individuos integrales y emocionalmente seguros.

Por supuesto, los profesores también tendrán un papel muy importante que desempeñar para garantizar que sus alumnos sean capaces de utilizar la propia IA generativa. Durante décadas, las habilidades tecnológicas esenciales como codificación, procesamiento de textos o diseño asistido por computadora han sido una parte esencial del plan de estudios. Muy pronto, una comprensión básica de la interacción con los sistemas de IA también será fundamental desde una edad temprana, y los profesores de hoy tendrán la tarea de transmitir ese conocimiento.

Este cambio requerirá que los educadores adquieran competencia no sólo en su materia o campo de educación, sino también en el manejo de las herramientas y tecnologías que ya están reescribiendo las reglas de la enseñanza y el aprendizaje.

 Fuente: Forbes.es

Magazin Digital

Magazin Digital

Popup Plugin
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad