El Orden de tu mente, empieza por ordenar tu casa

El Orden de tu mente,  empieza por ordenar tu casa

Hacer una limpieza más “a fondo” y ordenar cajones, armarios y rincones varios da pereza, pero es necesario. No solo para vivir cómodamente en el hogar si no para organizar tu mente. Los neuropsicólogos nos han hecho una lista de los beneficios que tiene ordenar para la salud mental.

Después de toda la época de fiestas y regalos que supuso las navidades, en muchos países se alienta a utilizar el mes de febrero para reorganizar la casa. Tirar, vender o donar aquellos objetos que ya no utilizamos nunca y poner orden en los armarios.

Si necesitas algo de motivación para hacer ese repaso general que muchas veces nos cuesta tanto, te vamos a dar algunas razones para no retrasarlo ni un día más. Vas a ver lo bien que te sienta.

LIMPIAR LA CASA ES LIMPIAR LA MENTE

El desorden crea el caos, lo que afecta a tu capacidad de concentración, y también limita la capacidad del cerebro para procesar la información”, asegura la neuropsicóloga de Massachussets Diane Roberts Stoler.

Hay varias investigaciones que han constatado que una mayoría de personas están más irritable, son menos productivas y se distraen más cuando su espacio de trabajo está desorganizado.

Tiene lógica. Una casa llena de objetos, donde se amontonan las cosas en cuanto abres una puerta, bombardea tu mente con infinidad de estímulos.

“Los estudios muestran una relación entre la desorganización, el desorden y los problemas de salud mental, como el estrés, la ansiedad y la depresión”, indica la neurocientífica Roberts, en un artículo de Pychology Today.

LOS CUATRO GRANDES BENEFICIOS DE ORDENAR

Mira todo lo que puedes conseguir si haces un pequeño sacrificio y dedicas ahora un poco de tiempo a hacer una limpieza general de trastos.

  • Te da paz y alegría. Cuando hayas acabado estarás contento contigo mismo. Un espacio ordenado repercute en el ánimo, la relajación y ayuda a dormir mejor.
  • Te da más tiempo y energía. Cuanto menos tengas, menos necesitarás limpiar y organizar. Si los armarios están abarrotados, tardas más en encontrar las cosas. Ganas tiempo y energía.
  • Te hace sentir bien. Si donas las cosas que nunca usas, ya sea ropa, utensilios o muebles, otras personas más necesitadas podrán reutilizarlas. Harás un bien social. Sales ganando tú y otras personas.
  • Menor riesgo para la salud. Además de la salud mental, en un espacio más diáfano hay menos polvo, ácaros y menos riesgo de ataques de alergia o asma.

POR QUÉ NO ESPERAR Y HACERLO YA

Si hay un verbo culto que nos gusta es el de procrastinar, dejar las cosas para más adelante. Y eso que uno de los proverbios más extendidos es el que nos aconseja no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy.

La razón para no esperar otra semana a limpiar la casa es que se trata de un problema que se retroalimenta. Es como una espiral. A menudo, un exceso de desorden viene acompañado de sentimientos de culpabilidad, vergüenza y sensación de que es una tarea excesiva. Sentimientos que aumentarán día a día y que harán más difícil tomar la iniciativa.

Si no sabes por dónde empezar, la psicóloga Roberts proponía cuatro consejos que pueden ayudarte a ordenar:

Plantea metas pequeñas. Empieza con un objetivo pequeño. Algo factible que no te lleve demasiado tiempo. Haz un armario, o una habitación cada vez.

Pide ayuda. Si un familiar o un amigo te echa una mano será más fácil tomar decisiones sobre cosas a las que a ti te cueste más desprenderte, por su valor económico o sentimental. Ese apoyo exterior puede ser útil para dar el paso.

Fotografía las cosas. “Conservando una foto de los objetos a los que estabas apegado, puedes mantener cierta conexión”, explica Roberts. Te costará menos deshacerte de ellas.

Piensa qué quieres hacer con lo que sobra. Organiza qué vas a tirar, qué vas a regalar o qué vas a vender. Te ayudará a hacer grupos y puedes ya poner cosas a la venta mientras aún limpias para que no se eternicen junto a la puerta esperando para llevártelas.

¿HAY ALGO POSITIVO EN EL DESORDEN?

Una última tabla de salvación para aquellos que viven en el caos. Quizá no seáis unos bichos tan raros. Pese a que buena parte de los estudios psicológicos establecen beneficios en los ambientes ordenados, también hay investigaciones que observaron lo contrario. Un espacio desordenado puede ser fuente de inspiración.

Pese a los innegables beneficios del orden, las personas creativas pueden trabajar mejor en un espacio caótico

Un estudio de la Universidad de Minnesota comprobó que los que estaban en espacios desordenados eran más propensos a romper las convenciones y ser más creativos.

Es conocido el cliché del científico brillante rodeado de papeles por todas partes. Un cliché que no lo es tanto. Una de las mentes más privilegiadas que ha conocido la humanidad, Albert Einstein, tenía así su despacho.

Por tanto, si eres una persona muy creativa y sabes encontrar las cosas en tu caos, sigue así. Pero si necesitas poner un poco de paz en tu vida, empieza por poner orden en tu casa.

Fuente: Saber vivir

Magazin Digital

Magazin Digital

Popup Plugin
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad