Ventajas y desventajas del teletrabajo.

Cada día son más las empresas que apuestan por el trabajo, gracias a la tecnología esta apuesta se afianza con gran fuerza en el sector empresarial.  

Trabajar en pijama, no sufrir el tráfico diario, contestar los correos electrónicos desde tu sofá, etc. Estos son los beneficios más comunes del trabajo a distancia, pero no todo es una maravilla, también tiene sus desventajas, por lo que en este post te hablaremos de los pros y los contras del teletrabajo.

Tu espacio de trabajo lo marcas tu.

Lo más seguro es que trabajarás desde tu casa si realizas un trabajo a distancia. Pero eso no significa que tengas que ocupar un espacio de tu hogar con un escritorio pasado de moda, un monitor enorme y una silla giratoria incomoda.  Puedes hacer que tu oficina se ajuste a tu estilo de vida, incluso hay personas que usan su cocina como espacio de trabajo o adaptan habitaciones para que sean su espacio de trabajo durante el día y sala de juegos durante las noches.


Precios más competitivos.

Aunque no lo parezca transportarse todos los días al trabajo tiene su coste y puede que te parezca poco ahora, pero cuando lleves algunos meses trabajando de forma remota notaras la diferencia en tu cuenta bancaria. Y el ahorro no solo se encuentra cuando nos transportamos también ahorramos en el uso camisas, trajes y zapatos que son costosos y difíciles de limpiar. E incluso puedes ahorrar comida al preparar tus alimentos en vez de comprar un almuerzo sobrevalorado. Todas estas ventas son beneficios para tus clientes, ya que podrás ajustar de otra manera el precio de tus servicios.

Flexibilidad.

Gran parte del trabajo que se puede hacer de forma remota hoy en día también se puede hacer en un horario flexible. Por ejemplo, si eres un diseñador de páginas web o community manager, consultor, escritor, etc. lo más probable es que puedas escribir cuando te convenga, siempre y cuando cumplas con las fechas pautadas. Así que si te gusta trabajar de noche te sentirás aliviado al saber que podrás recuperar las horas de sueño rápidamente.

E incluso si tienes horas fijas de trabajo, tan pronto como termines un proyecto de forma anticipada podrás aprovechar tu tiempo mejor de lo que lo haces en una oficina, cocinar la cena, escuchar tu música preferida, compartir más tiempo con tu familia, etc.

Puedes aprender más y ser más independiente

Debido a que no tienes compañeros de trabajo a distancia corta o un servicio técnico un piso más abajo, te encontrarás desarrollando la habilidad de buscar tus propias respuestas y ser más proactivo para encontrar lo que necesitas por tu cuenta.

Por supuesto, aún puedes hacer preguntas y obtener ayuda si lo necesitas. Sin embargo, muchas veces puedes googlear tus dudas y encontrar muchos recursos en internet que pueden solucionar tus problemas.

Y de igual manera, desarrollarlas y perfeccionarás habilidades que ya tenías, por ejemplo, escribirás los correos electrónicos más rápido y de forma más concisa.

Puedes concentrarte aún más en tu trabajo a distancia

Con algo de fuerza de voluntad y una rutina, pronto aprenderás a evitar que te distraiga youtube o spotify. Y, de hecho, realmente haces más cuando trabajas de forma remota. Esto se debe a que puedes controlar mucho más tu situación laboral; no tienes que preocuparte por la presencia de compañeros de trabajo para “hacer una pregunta rápida” o socializar obligatoriamente cuando vas a por un poco más de café. Cuando estás ajetreado y necesitas concentrarte, puedes cambiar tu estado en el chat grupal para “no molestar” y comenzar a trabajar.

No tienes que lidiar con el drama de las oficinas

Cada día son más las oficinas tienden a desaparecer, seguramente se quedarán algunos centros de trabajo muy puntuales, y la dinámica laborar se dinamizaría entorno al teletrabajo. De igual manera que no puedes escoger a tu familia, lo mismo ocurre con tus compañeros de trabajo. Puede que no les caigas bien a todos cuando trabajas de forma remota, pero, dado que no es posible involucrarse con los trabajadores remotos, tienden a saltarse los conflictos que ocurren en los entornos de trabajo tradicionales. Y eso es una gran ventaja para todos los involucrados.

Pero como todo en a vida no todo es color de rosa al igual que se tiene ventajas muy notables en este nuevo formato de trabajo, también cuenta con algunas desventajas las cuales se deben de sobreponer si queremos ser productivos en nuestra gestión diaria.

Puntos en contra del teletrabajo.

Puedes sentirte solo

Una de las desventajas de trabajar de forma remota es que puede ser difícil para desarrollar una sensación de proximidad con tus compañeros de trabajo. Los empleados remotos también pueden sufrir la percepción de que es más difícil para ellos mostrar el valor de su trabajo a sus superiores, lo que puede dificultarte el obtener un ascenso.

Pero mientras que el aislamiento de los empleados puede ser inconveniente, para algunas personas el aislamiento puede ser una verdadera ventaja, particularmente para las personas que prefieren estar solas y limitar sus interacciones con otras personas en el lugar de trabajo.

El uso de la tecnología es indispensable

Cuando trabajas de forma remota tienes que confiar en el correo electrónico, teléfonos inteligentes, computadoras portátiles, etc, para mantenerte en contacto con tu oficina y tus clientes. Eres totalmente dependiente de la tecnología para hacer funcionar tu negocio.

Puede ser difícil separar el trabajo de la vida personal

En un principio puede parecer que trabajar a distancia te permitiría disfrutar más de un equilibrio entre tu trabajo y tu vida, pero en realidad no lo es. Cuando no tienes una separación clara entre el lugar de trabajo y el espacio en el hogar, se pueden combinar.

Pero estos puntos en contra se pueden solucionar con disciplina, la cual es la clave del éxito del teletrabajo.

Fuente.  Gluppi