El terrorismo afecta el turismo en Europa

El terrorismo afecta el turismo en Europa
COP001 COPENHAGUE (DINAMARCA) 22/03/2016.- Policías armados patrullan por el Aeeropuerto de Copenhague (Dinamarca) hoy, 22 de marzo de 2016. La Fiscalía de Bruselas confirmó hoy que las explosiones en el aeropuerto internacional de Zaventem, en la capital belga, se debieron a un atentado suicida, según la RTBF. EFE/Liselotte Sabroe PROHIBIDO SU USO EN DINAMARCA

El Aeropuerto de Bruselas Zaventem tardará meses en recuperar su pleno rendimiento; según ha estimado Arnaud Feist, CEO de Brussels Airport Company, gestor de la infraestructura impactada por dos explosiones en su zona de salidas durante los atentados terroristas registrados en la capital belga el 22 de marzo pasado que también afectaron el Metro, y que ayer comenzaba la inspección para determinar la utilización de sus instalaciones provisionales. La primera conclusión es que este miércoles permanece cerrado el aeropuerto.

Feist, quien también es miembro de la junta de directores del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI-World) y de su capítulo europeo, ACI-Europe; ha hecho este poco optimista diagnóstico, advirtiendo de que el edificio tendrá que ser reconstruido «desde el aire acondicionado hasta el mostrador de facturación». Agregó que «lamentablemente esa zona provisional solo podrá gestionar un 20% del flujo de pasajeros que pasa normalmente por el aeropuerto en fechas destacadas como la Semana Santa, es decir, unas 40.000 personas al día», dijo.

Posteriormente, la empresa gestora ha dicho que permanecería cerrado este miércoles, frustrando las esperanzas de que reanudaría servicios parciales. Este martes también reabrían varias instituciones de la Unión Europea, en medio de las medidas de seguridad reforzada, con un aumento de las inspecciones en bolsos, maletines y los vehículos que entran en el Parlamento Europeo, mientras que muchos eventos organizados por organismos no pertenecientes a la UE han sido suspendidos.

A unos 800 trabajadores del aeropuerto se les pidió que volver al trabajo el lunes para poner a prueba las instalaciones provisionales que incluyen una zona de registro temporal. Adicionalmente, se están introduciendo medidas de seguridad mejoradas en el edificio temporal y más control del equipaje se llevarán a cabo antes de los pasajeros llegan a la sala de embarque.

Para Feist, la situación ideal sería reabrir las instalaciones este miércoles, pero antes el aeropuerto necesita la autorización de la policía, del Ministerio de Defensa, y de la Dirección General del Transporte Aéreo, sobre todo por las medidas de seguridad.

«Nuestra prioridad absoluta es un entorno seguro para los pasajeros y el personal a la vez», dijo el consejero delegado del aeropuerto de Bruselas. Después añadió que «habrá que reflexionar a fondo sobre la seguridad en los aeropuertos europeos», tras el atentado.

Indicó que la aerolínea Brussels Airlines, que opera actualmente desde Lieja y Amberes, será probablemente la primera en retomar sus operaciones en el aeropuerto, al ser el «primer cliente».

En los últimos días, el aeropuerto ha analizado la infraestructura de la terminal dañada y ha evaluado las posibilidades para reanudar parcialmente sus actividades.

La estructura la han considerado «estable» los expertos e ingenieros que entraron a finales de la semana pasada por primera vez en la terminal.

Fuente. hosteltur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad