El Freelance Nace o Se Hace?

Quien no quiere ser su propio jefe, Pero a que costó? Es el planteamiento que se hacen miles de profesionales que buscan  dar ese salto a la “independencia laboral”.

Ser freelance la podemos llamar la Profesión Peligro, por que cada día hay que saltar miles de obstáculos si queremos sobrevivir en esta selva empresarial, que es más y más exigente. Para lograr el éxito hay que tener en cuenta unos aspectos mínimos que marcan la directriz de la actividad.

Por lo general el freelance no nace, el se hace. Durante muchos años va acumulando experiencias, que luego se convierte en su mayor activo, el conocimiento, el saber hacer de las cosas, es lo que le diferencia de otros profesionales.

Según datos estadísticos del año 2014 los freelance son el perfil más atractivo para las grandes compañías a la hora de contratar a alguien para un trabajo puntual, es un todo en uno, conocimientos, responsabilidad y objetivos alcanzados. Algo que cada día es más difícil lograr con el personal de planta, la estabilidad se ha convertido en el mayor obstáculo del rendimiento empresarial.

Si también es cierto que cada día son más y más los profesionales que deciden esta modalidad, no todos alcanzan los objetivos, el tituló freelance no es decirlo es saber serlo, y como se logra gracias a tres aspectos fundamentales si queremos cada día ganar mas clientes.

– Responsabilidad.

– Inmediatez (7×24)

– Formación.

Cuando se busca un consultor freelance se busca el perfil soportando en los fundamentos enunciados anteriormente, y de ahí se parte el éxito de nuestro proyecto empresarial.

Existe un paradigma en referencia a los freelance, el tener una disponibilidad inmediata no quiere decir que tenemos que ser esclavos de nuestro trabajo, una buena planificación y el apoyo en las nuevas tecnologías nos permite controlar nuestro negocio desde cualquier lugar y situación, solo contando  con tres armas fundamentales que todo freelance que se respete debe tener a su alcance. Internet, Ordenador y una línea de Telefonía Movil. Y eso si, un interés enorme por ser cada día mejor.

Los tiempos actuales han cambiado y la dinámica de ir a las empresas a presentar un currículo y esperar que nos llamen, ya no existen, las empresas no buscan empleados, las empresas buscan quienes den soluciones a sus procesos y les permitan aumentar sus beneficios. Es ahí en ese mercado donde tenemos que llegar, estudiar previamente nuestro objetivo y así lograremos tener mayores posibilidades de que nuestra propuesta sea aceptada.

El poder compaginar con la familia, tener disponibilidad de tiempo para miles de actividades son posibles siempre y cuando contemos con un plan de empresa bien planificado, este nos dará la libertad de movimiento, nunca la improvisación será nuestros fuerte. Ganar un cliente se logra en cuestión de días, semanas, meses y hasta años. Perderlo es cuestión de segundos, de ahí la reflexión, no confundir nuestra libertad laborar, con la de nuestros clientes, ellos confían en nosotros, somos importantes para ellos, no podemos defraudarles de nuestro trabajo depende la estructura empresarial de ellos, y a su vez de miles de familias, ser freelance es una responsabilidad que tenemos que analizar muy bien antes de colgar el cartel “Soy Freelance”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *