El branding turístico una asignatura pendiente.

Hablar de branding es hablar de todos los factores que tienen que ver de manera directa e indirecta en el proceso de construcción de una marca siendo un  elemento clave para la diferenciación y el prestigio de cualquier empresa.

Sabiendo de la importancia que conlleva esta acción de marketing hemos querido resaltar algunos detalles fundamentales a tener en cuenta dentro de la industria turística.

El poder de la marca

Según Tom Peters, “una marca es poderosa cuando posee valor, credibilidad y singularidad”.

El poder de una marca influye en el comportamiento de los clientes. Si tienes una marca de alto valor, con una fuerte imagen corporativa y un buen posicionamiento entre tu competencia, tienes garantizado el éxito a largo plazo.

La labor del branding responde a las acciones que se desarrollan para conectar ciertas emociones a un logotipo y a una marca. Se trata de armar una estrategia eficaz que permita asociar las cualidades positivas de tu marca con tu imagen comercial, es decir, el buen branding resalta el poder de una marca.

Branding de destino

Hoy por hoy cualquier esquina del mundo compite con otra y de alguna manera hay que hacer los territorios atractivos, agradables, satisfactorios o incluso sexis si hace falta. Por eso existe el branding de destinos y países iniciado hace años por la ciudad de Nueva York que sigue su recorrido ya que influye en las rentas que se puede generar.

El branding de destino es importantísimo en una estrategia de marketing turístico. Si tus clientes no sienten atracción por el lugar donde se sitúa tu hotel o negocio, seguramente preferirán ir a otro sitio.

La base del branding de marcas turísticas está en conocer los activos de un lugar y potenciarlos al máximo de manera atractiva. El objetivo es conseguir que dicho lugar se convierta en el destino soñado y deseado por turistas y viajeros. Por todos aquellos que son potenciales clientes para tu negocio turístico.

El branding de destino ha provocado que muchas ciudades sean vistas como Marca, al fin y al cabo, el branding de destino es vender experiencias, sensaciones, felicidad. Más que las instalaciones del propio hotel, se trata de vender toda la atmósfera que lo envuelve, ya sea la oferta de una ciudad, la calidad de una playa o la belleza de un paisaje… Cosas que al fin y al cabo serán lo que el cliente recordará en el futuro.

Branding de producto

El branding de destino es importante, pero hacer marketing para turismo no es sólo ocuparse del destino, sino que también hay que tener en cuenta el branding de tu producto. La pregunta sería ¿Cómo puedo hacer que destaque mi negocio turístico en concreto?

La diferenciación es clave para destacar y posicionar un hotel y podemos afirmar que el branding de producto de un hotel es un elemento estrella conseguir esa diferenciación. El objetivo del branding de producto es el de facilitar el proceso de compra del consumidor atendiendo al reconocimiento de tu hotel, de tu servicio o de tu marca. Una buena marca tiene que convencer en segundos, los segundos que dura la decisión de acto de compra.

Si conseguimos construir una marca reconocida estamos facilitando la decisión de compra a miles de usuarios que te preferirán por motivos de familiaridad con tu imagen. De hecho, un informe publicado en “Los Angeles Times” señala que “aunque los consumidores están, en general, contentos con los resultados de reservar sus vacaciones a través de webs como Expedia, su gran mayoría (más del doble) prefieren hacerlo directamente en las webs de los proveedores del servicio (líneas aéreas, hoteles)”

Si el usuario sabe lo que quiere, una marca reconocida le permite dirigirse directamente a su propio sitio web, sin intermediarios que desvirtualicen la relación de confianza entre cliente-servicio. Tanto el branding como muchas otras acciones de marketing turístico para un hotel pueden ayudarte a lograr este y otros muchos objetivos que te plantees.

Elaboración de una marca

La elaboración de una marca es una carrera de fondo, donde intervienen muchos factores, tanto internos como externos. Si hablamos de branding en turismo, tan importante es centrarse en estrategias de branding de destino, como de branding de producto, pero la gran pregunta es ¿cómo puedo generar branding de éxito en mi negocio?

Si tenemos claros los valores, la misión y la visión de nuestra marca, así como el posicionamiento, la localización y el diseño corporativo, podemos utilizar las redes sociales y los medios digitales o tradicionales para:

  • Dar a conocer nuestra marca
  • Generar visibilidad
  • Hacer que se hable de ella
  • Crear notoriedad

La planificación de estrategias de marketing turístico innovadoras es un factor clave para tener éxito en la difusión de tu negocio.

Mucho manifiestan  que el sector de la hostelería está saturado. Y probablemente tengan razón si sólo piensan en el concepto tradicional de hotel, servicio a secas. Pero si se piensa en el concepto hotel-experiencia nos queda mucho por ver, crear y disfrutar”. En resumen, para crear marca en un hotel o negocio turístico, los factores a tener en cuenta son:

  • 30% Branding turístico (marketing de destino)
  • 30% Branding de producto o servicio (reconocimiento)
  • 40% Ingenio y creatividad para crear estrategias innovadoras de comunicación turística.