La división alemana de Thomas Cook se declara insolvente

La división ha tomado esta decisión como paso previo para su reorganización e independencia del gigante turístico

La división alemana de Thomas Cook ha declarado este miércoles, 25 de septiembre, su insolvencia, después de que se viera obligada a pasar a la gestión de emergencia por la quiebra de su matriz, Thomas Cook Group.

Se suma así a la divisón holandesa que hizo lo propio durante la jornada del lunes. Sin embargo, la declaración de insolvencia de los germanos funciona como una estrategia para reestructurar la división e independizarla de Cook. 

Neckermann-reisen ha anunciado en su página web que “se presentarán solicitudes de insolvencia para Thomas Cook GmbH; Thomas Cook Touristik GmbH; y Bucher Reisen & Öger Tours GmbH”, así como que “en los próximos días se examinará si otras empresas se verán afectadas”, algo que se decidirá en consulta con el administrador provisional de la insolvencia.

A su vez, ha aclarado que se han interrumpido las operaciones comerciales regulares y todas las ventas de viajes de la cartera de los operadores turísticos de Thomas Cook, entre los que se incluyen: Thomas Cook Signature; Neckermann Reisen; Bucher Reisen; Öger Tours; y Air Marin.

Insolvencia por estrategia

No obstante, tal y como recoge Touristik-Aktuell, la petición de insolvencia se ha presentado para crear las condiciones para un procedimiento legal de reorganización. El objetivo es continuar de forma independiente con el negocio, lastrado últimamente por la débil situación de Thomas Cook en Reino Unido y por la incertidumbre del Brexit.

A este respecto, Stefanie Berk, CEO de Thomas Cook GmbH, manifestó: “Por supuesto que hubiéramos preferido evitar este paso legal, pero desafortunadamente no fue posible alcanzar una solución a corto plazo a través de negociaciones”. “Sólo podemos pedir disculpas a todos nuestros clientes en los destinos, a aquellos que no han podido iniciar su viaje en los últimos días y a nuestros socios también”, agregó.

Al mismo tiempo, quiso aclarar que “solo después del anuncio del fracaso de los planes de recapitalización del Grupo” la división alemana podrá “iniciar activamente” sus “propias negociaciones”. A su vez, las conversaciones de los últimos días le hacen confiar en que las marcas Neckermann Reisen, Öger Tours y Bucher Reisen tendrán la oportunidad de volver pronto al mercado. 

Por el momento, se desconoce qué ocurrirá con los viajes reservados para después del 27 de septiembre. El administrador de la insolvencia y el asegurador de la insolvencia de viajes serán los encargados de tomar una decisión. 

Actualmente, Neckermann-reisen está trabajando conjuntamente con el Ministerio Federal de Asuntos Exteriores de Alemania, con la aseguradora de insolvencia de viajes y con otros socios con el fin de facilitar la repatriación ordenada de los clientes que disfrutan ahora mismo de sus vacaciones. En esta línea, insta a los damnificados a acceder a la web kaera-ag.de, para recibir la información necesaria. 

Aldiana se salva

Al mismo tiempo, Neckermann-reisen ha aclarado que el organizador Aldiana no se ha visto afectada por la insolvencia. Cabe destacar que el 42% de las acciones de esta compañía pertenecían al gigante turístico desde 2017, mientras que el 58% restante estaba en manos de LMEY Investments, entidad suiza especializada en propiedades hoteleras.

Aldiana cuenta actualmente con una cartera de diez resorts distribuidos en España, Grecia, Chipre, Túnez y Austria. En España, posee tres establecimientos: Aldiana Alcaidesa y el Aldiana Andalusien (Chiclana), ambos en Cádiz; y el Aldiana Fuerteventura, en Canarias.

Fuente: www.tourinews.es