Aspectos a tener en cuenta en tu plan de marketing.

A la hora de emprender un proyecto de empresa,  es fundamental tener en  cuenta  que aspectos son necesarios para darlo a conocer. Gracias a las nuevas tecnologías existen herramientas que nos facilitaran esta labor. Es por ello que hemos seleccionado algunas que consideramos de gran  relevancia para llevar a cabo dicha actividad.

 Algunas destacan más que otras, según el objetivo a   cumplir, pero    una     buena fusión  de ellas lograra un cóctel de marketing mix de éxito.

Marketing de Recomendación.

Este modelo de marketing tiene gran fuerza a la hora de tomar la decisión por parte del consumidor. Siempre nos basamos en un punto de referencia o recomendación que nos de cierta garantía. Se ha practicado desde hace muchos años y ahora con la llegada de las redes sociales, ha ganado una mayor fuerza ya que la capacidad de difusión en enorme.

Marketing de Fidelización.

Lograr una venta no es lo difícil. Lo difícil es hacer que ese cliente se quede con nosotros y no se vaya a la competencia.

Para lograrlo es necesario conocer muy bien el perfil de consumo de ese cliente. (Gustos, opiniones, aficiones…) de esta manera se le podrán ofrecer otros productos a medida. Otra estrategia de fidelización es tener detalles especiales con el cliente como regalos, ofertas, descuentos o productos exclusivos.

Marketing Indirecto.

Es una forma de hacer publicidad de una manera no directa, generando cierta expectativa de cara el producto o servicio que se desean penetran en el mercado.

Generar   esta   acción en el consumidor resulta ser muy valedera, gracias a que el cliente  no se entera de manera directa que se le está ofreciendo un producto.

El mejor ejemplo de esta acción de marketing es google, que nos ofrece de manera “gratuita” diferentes servicios a cambio de toda nuestra información.

Marketing de Interrupción.

Es el tipo de marketing que se ha practicado siempre en los medios de comunicación tradicionales. Consiste en interrumpir al usuario  en su actividad y ofrecerle algo llamativo que capte su atención. Los consumidores están bastante cansados de esta forma de publicidad y normalmente huyen de ella porque resulta molesta.

De hecho, una práctica muy habitual cuando los espectadores ven la televisión es hacer zapping al llegar los anuncios. Además, para las marcas y empresas es una opción cara que no les permite dirigirse exactamente al perfil de cliente que quieren captar. Pero el Marketing de Interrupción también tiene sus ventajas.

Está demostrado que los resultados se obtienen de forma rápida y son fáciles de medir.

Patrocinios.

Es una de las estrategias de marketing más utilizadas y a la que las marcas dedican buena parte de su presupuesto. Consiste en patrocinar eventos (deportivos, musicales, culturales…), contenidos (artículos de un blog, por ejemplo), vídeos, talleres, conferencias o, incluso, espacios.

La finalidad del patrocinio suele ser doble: por un lado, hay un objetivo comercial y, por otro, sirve para potenciar la imagen de marca.

El hecho de que una empresa aparezca vinculada a determinados acontecimientos y esté detrás de ellos ayuda a crear y fortalecer su branding. Las redes sociales en este caso se utilizan, sobre todo, para difundir y dar a conocer esos Patrocinios.

Publicidad Impresa.

Este método de publicidad es uno de los más tradicionales en cuanto a la publicidad se refiere. Son  los anuncios que vemos en periódicos y revistas.

Hace unas  décadas este formato de publicidad estaba dirigido a un segmento femenino,  Hoy esto ha  cambiado totalmente, estudios previos demuestran el éxito de empresas que han ejecutado una estrategia de publicidad pautando en revistas de negocios.

En esta acción también caben los flayers y el buzoneo. Acciones que bien desarrolladas ofrecen grandes beneficios.

Email Marketing.

Consiste en utilizar el correo electrónico (de forma individual o colectiva) para presentar productos, servicios o descuentos especiales a los consumidores.

Si esta vía de comunicación se utiliza mal y los mails se envían a bases de datos masivas que no pertenecen a la marca, puede resultar invasiva para el usuario y entraría dentro del Marketing de Interrupción. Pero bien usado, el Email Marketing sigue siendo una de las herramientas más útiles    y  efectivas    de   conexión con el público. Para ello, es fundamental que las empresas consigan los datos de sus clientes y pongan en práctica una buena estrategia.

Hacer una campaña de Email Marketing consiste principalmente en fijarse unos objetivos concretos (qué quiero conseguir con mis mails), utilizar herramientas de diseño de newsletter que optimicen y faciliten el proceso, redactar bien los mensajes   que   quiero transmitir y medir los resultados de lo que hago. Algunas de las aplicaciones más utilizadas para la creación y envío de correos electrónicos es Mailchimp o AWeber.

Pop-ups, banners en páginas web.

Cada   vez   es   más  frecuente cuando navegamos en Internet encontrarnos con anuncios.  Algunos  aparecen de forma más discreta en un lateral de la web, por ejemplo. Pero también hay modalidades más invasivas que impiden leer el contenido de la página o ver las imágenes de un vídeo. Para evitar que los usuarios perciban nuestra publicidad como SPAM debemos pensar, definir y configurar bien nuestras campañas. Si quieres informarte mejor, te sugiero que leas esta guía sobre los tipos de anuncios en marketing online.

Marketing de Afiliación.

Esta modalidad de marketing online se parece a la que acabamos de ver pero con un importante matiz. Para empezar tiene dos grandes protagonistas: el anunciante y el afiliado. La relación entre ambos consiste en lo siguiente: una empresa (anunciante) se anuncia en la web de otra (afiliado) a cambio de una comisión por cada una de las ventas conseguidas a través de ese sitio.

De forma que el Marketing de Afiliación sólo aporta beneficios si los usuarios hacen click en el anuncio y efectúan una compra. (Leer la nota completa)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *